El sector automotriz en todas sus formas está signado por los cambios tecnológicos y atravesado por la innovación.
Se trata de un ecosistema que conjuga emociones y desafíos; en el cual, para estar a la vanguardia, es necesario capacitarse, generar alianzas y construir sinergia con todos los actores del sector.